Una Vida Sólida – Jóvenes

$1.50

Sigue nuestro ministerio en redes sociales!

Facebook: https://www.facebook.com/pastorjhonmiltonoficial
Twitter: https://twitter.com/prjhonmilton
Web: http://misionpaz.org

SKU: Una Vida Sólida - Jóvenes Categorías: , ,

Descripción

TITULO: Una Vida Sólida
FECHA: Enero 11 de 2014
PREDICADOR: Líder Juliet Arias
VERSICULO BASE: Mateo 7:24
Evidentemente la construcción de una vida sólida no es un trabajo fácil, pero tampoco es imposible. Para ello es necesario contar inicialmente con un carácter firme y dispuesto a establecer sus fundamentos en los principios y directrices dadas por Dios. Hoy en día esta labor se torna un poco complicada, pues vivimos en una época facilista y cómoda que a lo bueno le llama malo y a lo malo le llama bueno. Vemos por ejemplo cómo una persona que ha adquirido bienes y riquezas sin importar la manera, es digna de admiración y respeto, o a aquel joven o jovencita que decide iniciar su vida sexual antes del matrimonio; visto de una manera muy natural. Sin embargo, cuando te decides a entregarle a Dios tu vida para que ésta sea impactada y moldeada por Él, comienzas a fundamentarla en terreno firme y fértil. Para dar inicio a esta construcción, es necesario establecerla sobre los siguientes fundamentos:

  • 1.   Prudencia

Una persona prudente se define como aquella que discierne y distingue lo bueno de lo malo con el fin de seguirlo o huir de ello. El libro de Proverbios 24:3 describe la prudencia como la base necesaria para la edificación y afirmación de una casa, de una vida, de un hogar, de una relación. Por ello, se hace tan indispensable toda la atención en el desarrollo de esta virtud, pues de ella depende que todos los sueños y propósitos que te establezcas puedan llegar a cumplirse. Determínate a trabajar en que todas tus actitudes y reacciones puedan ser conducidas por la prudencia inicialmente, de esta manera tu vida logrará trascender y marcar una gran e impactante diferencia.

  • 2.   Paciencia

Toda vida marcada para el éxito requiere de procesos y etapas, y para lograrla es necesario desarrollar paciencia. No puedes pretender destacarte eficientemente en todo y evitar los procesos que ello conlleva. Debes detenerte y escuchar atentamente la dirección de Dios, negarte al afán cuyo destino es la ansiedad y el desasosiego. Hay momentos en los que necesitamos esperar y confiar en su instrucción, estar dispuestos a creer en que Él tiene los mejores planes y las mejores estrategias para hacer de mi vida lo mejor. Debemos ser conscientes de que varias cosas que vivimos hoy son el resultado de decisiones del pasado… Hoy tengo la oportunidad de decidir, de tomarme el tiempo que sea necesario para reflexionar y entregarle a Dios todos mis planes para que Él actúe y me indique como hacerlo, pero para ello necesito ser paciente. La vida es tan importante, que no vale la pena desperdiciarla en el afán.

  • 3.   Desafíos

Un desafío es lo que aún no existe, lo que no se ha alcanzado. Dios te ha dotado de habilidades y dones especiales para que asumas el desafío de alcanzar el propósito por el cual te creó. Decídete a lanzarte de su mano a los desafíos que te hagan crecer, que formen en ti el carácter de un vencedor, de quien sube a la cima e inspira a otros a escalar. Una vida sin metas trazadas es una vida perdida y desperdiciada. No te permitas basar tu existencia en la improvisación y en la comodidad de quien va para donde todo el mundo va. Fórjate metas, pregúntale a Dios cuáles son sus propósitos para ti y apunta a ellos sin dudar. Mira el ejemplo de Jesús, quien gracias al desafío que asumió nos condujo a la vida eterna. Lo cumplió en medio del dolor y la dificultad… Pero gracias a su decisión, hoy podemos ser salvos, podemos ser formados basados en su ejemplo y en las palabras que dejó para guiarnos. Has que tu vida trascienda y que todos los que te rodean vean en ti el ímpetu y la pasión de Dios; frente a cualquier desafío que emprendas.
CONCLUSION
Has un alto y cuestiona si lo que hoy vives y la forma en la que te conduces; verdaderamente le agrada a Dios. ¿Es tu vida el reflejo de una construcción cimentada sobre la roca? Frente a cualquier tiempo de dificultad o prueba que tengas que pasar, ¿serías inquebrantable y confiarías ciegamente en Dios? Es necesario que reconozcas e identifiques aquellas actitudes y posiciones incorrectas que deterioran tu visión, que no te permiten marcar la diferencia ante una sociedad con costumbres contrarias a lo que Dios ha establecido.
Es necesario que le entregues a Dios cada debilidad y la concepción de una vida cuyos fundamentos eran inciertos. Preséntale tus planes y asegúrate de que sean los mismos que Él tiene para ti. Establece e incrementa en tu vida la prudencia, no te apresures a una vida incierta, acércate a Él y afina tu oído a su voz, pídele que te enseñe a esperar, a confiar en Él y a desarrollar un carácter basado en el ejemplo de Jesús.

“Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena. Y descendió lluvia y vinieron ríos y soplaron vientos y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina”  Mateo 7: 24-27

1 valoración en Una Vida Sólida – Jóvenes

  1. Valorado en 4 de 5

    milagros

    Gracias por este hermoso y valioso mensaje para los jovenes que el Señor lo siga usando para ayudarnos en como tener una vida sólida. Dios le bendiga

Añadir una valoración